Archive for the ‘Oficina para la Inmigración’ Category

Entrevista al jefe de la Oficina para la Inmigración

julio 22, 2009


El Jefe de la Oficina para la Inmigración, Federico Abizanda, ha analizado la evaluación del Foro de la Inmigración, que se presentó públicamente el pasado 3 de julio. Abizanda también es miembro de este órgano consultivo del Gobierno de Aragón que se constituyó en 2001 para dar respuesta a este fenómeno desde una perspectiva interdisciplinar.

Un ejemplo: en 2001, había unas 25.000 personas extranjeras empadronadas en Aragón; a 1 de enero de 2009, hay más de 170.000”.

De forma sencilla y reveladora, Federico Abizanda explica que la realidad de la inmigración en la Comunidad aragonesa ha cambiado desde que se creó el Foro. Ésta fue una de las razones que llevó a la Dirección General de Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Aragón a asumir, como uno de sus proyectos para 2008, un profundo análisis de este espacio. Un hecho pionero, al tratarse del primer órgano de participación del Ejecutivo autonómico que se somete a un proceso de evaluación participada.

– Tras ocho años de trabajo, ¿por qué se ha decidido realizar una evaluación del Foro de la Inmigración?

En un primer momento, la Dirección General de Participación Ciudadana se planteó llevar a cabo la evaluación de algún órgano de participación del Gobierno de Aragón y este Departamento recogió el guante, decidimos ser los primeros. El Foro se creó en 2001 y éramos conscientes de la necesidad de revisar su papel y estructura; se trataba de mejorar el funcionamiento y redefinir su labor a través de una evaluación integral del trabajo realizado durante todos estos años.

– Para lo que se ha contado con la participación de todos los miembros del Foro.

Así es. Todos han tenido la oportunidad de expresarse mediante una evaluación participativa: con entrevistas personales para algunos, encuestas de satisfacción para otros y, también, a través de grupos de discusión. Además, este proceso ha permitido afinar una metodología de evaluación para poderla reproducir en otros órganos de participación con los que cuenta el Gobierno de Aragón.

– ¿El Foro necesitaba una “puesta a punto”?

Necesitábamos hacer balance del trabajo de estos ocho años. No se trataba de evaluar para fiscalizar, sino de evaluar para aprender y mejorar. También nos pareció que era un buen momento para ‘actualizarlo’. Pongo un ejemplo: en 2001, había unas 25.000 personas extranjeras empadronadas en Aragón; a 1 de enero de 2009, hay más de 170.000, por lo que lo necesitábamos saber si lo que habíamos pensado y era válido en 2001, seguía siendo útil y pertinente en 2009.

– ¿Cuáles han sido las principales deficiencias detectadas?

La mayor deficiencia del Foro es que la sociedad y parte del tejido social no lo conocen. Urge poner en marcha una buena política de comunicación. Además, se han detectado otros aspectos que mejorar en la delimitación de las funciones, el seguimiento de las recomendaciones y en la implicación de las Administraciones que participan en este órgano, tanto central, como autonómica y local.

– ¿Por qué es tan importante que los ciudadanos y el tejido social conozcan el Foro?

Nuestra meta es la convivencia entre toda la población aragonesa sea cual sea su origen. Para convivir es necesario, al menos, conocerse. El Foro puede ser un buen instrumento de sensibilización, de conocimiento mutuo, y sobre todo contribuye a una mejor acción de gobierno. Es importante para nosotros, desde el Gobierno o desde la sociedad, poder disponer de un órgano de participación en el que están presentes y activas las organizaciones del tejido social y las personas inmigrantes que hasta ahora, desgraciadamente, tienen limitada su participación en lo público al no poder votar ni ser elegidas.

– Ha dicho que otros de los aspectos que deben mejorar es la implicación de las Administraciones, ¿cómo deberían involucrarse?

Es fundamental que las Administraciones tengan un espacio en el que trabajar y colaborar, porque las políticas de inmigración son muy transversales. A cada nivel le corresponde una serie de competencias: el Gobierno central las tiene sobre Extranjería; las comarcas y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes son responsables de la Acción Social; y varios Departamentos del Gobierno de Aragón tienen sus propias responsabilidades en materia, por ejemplo, de educación o salud -aunque para esta coordinación disponemos de una Comisión Interdepartamental-. Por este motivo, es muy importante el Foro como espacio de participación y punto de encuentro entre Administraciones, pero también entre estas instituciones y el tejido social.

– ¿Y qué vinculación deberían tener las decisiones que se toman dentro de este órgano?

No podemos crear falsas expectativas. Las decisiones vinculantes las toman el Gobierno y las Cortes. Hay que tener muy claro qué espacios son para participar y cuáles para decidir, no los podemos mezclar. El Foro es un órgano consultivo y, como tal, se le debe escuchar. También es un espacio de diálogo para explicar, para compartir, y para llegar a compromisos si es necesario, pero, por definición, sus recomendaciones no son vinculantes.

– ¿Cuáles han sido las fortalezas del Foro durante estos años?

El Foro es un órgano muy bien valorado. Se ha llegado a la conclusión de que tiene una buena estructura, es plural, no presenta problemas de representatividad. Por encima de todo, destacan sus Comisiones de Trabajo (Social, Jurídica, Educativa y de Empleo). Allí es dónde radica su mayor potencial, son las que llevan el peso del trabajo, las que elaboran recomendaciones, etc. En definitiva, el Foro son las Comisiones.

– ¿Cómo se van a aplicar los resultados de la evaluación?

Tenemos previsto realizar algunos cambios, no muchos, a la luz de la evaluación. Compartimos con los resultados que el Foro debe ser un espacio de participación útil y activo de una parte de los actores relacionados con la inmigración, un órgano que siga haciendo recomendaciones, un punto de encuentro para conocer mejor las necesidades y problemáticas, y un instrumento más para promover la sensibilización y contribuir a la lucha contra el racismo, la xenofobia y la discriminación. También prevemos hacer algún cambio en su estructura para que sea más operativo.


– Desde su trabajo como Jefe de la Oficina para la Inmigración y miembro del Foro, ¿cuáles son los principales retos que tiene pendientes la sociedad aragonesa respecto a los extranjeros que llegan a la Comunidad?

El reto no es sólo para la sociedad aragonesa, va en las dos direcciones. Lo más importante es convivir de forma pacífica, que ser diferente sea normal. Que todo el mundo se considere y sea reconocido como ciudadano, con los mismos derechos y deberes. Ni más, ni menos, simplemente iguales.

La Dirección General de Inmigración y Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Aragón decidió asumir, como uno de sus proyectos para 2008, la propuesta metodológica presentada por la Dirección General de Participación Ciudadana para llevar a cabo una evaluación del Foro de la Inmigración. Este estudio se ha realizado durante seis meses a través de un profundo análisis de la documentación generada por el Foro, se han realizado 22 entrevistas personales y 25 encuestas, y se han organizado cuatro grupos de discusión. De esta manera, ha sido el primer órgano de participación del Gobierno de Aragón que se somete a un proceso de evaluación participada.

Para elaborar el estudio previo, se ha contado con la colaboración del Institut de Govern i Polítiques Públiques (IGOP) de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la consultora aragonesa Milenium3, Servicios de Gestión del Conocimiento.

Términos clave: Foro de la Inmigración, Oficina para la Inmigración

_________________________________
Autor: Aragón Participa
Fuente: aragonparticipa.aragon.es

Anuncios